dijous, 20 d’octubre de 2011

Día y noche en la depresión tropical D-12 (20 de octubre)

Crónica de Angel Arnaiz (a través de Facebook)
(En este mapa pueden localizar las comunidades)

Día y noche en la depresión tropical D-12.

3:40 (Hora en El Salvador; +8 hora central europea) En plena noche del día X de la depresión D-12 2011 salvadoreña. En situaciones límite como ésta, los humanos reflejamos con nitidez nuestra doble condición de vida y de muerte La solidaridad y la esperanza se juntan con la miseria interior y la indiferencia. La sonrisa y la paz con la tristeza y el desconsuelo. La vida comunitaria con el egoísmo más vil. La generosidad sin límites con el ladronismo.

Mientras el alcalde Sesori, del departamento de San Miguel al oriente del país, recorre con su gente decenas de kilómetros para entregar un camión de alimentos a las comunidades del Bajo Lempa y se interna en persona por el agua, que le llega hasta el pecho, por caminos desconocidos, para llegar hasta el último rincón inundado de la comunidad Nueva Esperanza, empresarios egoístas elevan el precio del transporte público en zonas afectadas por los desastres.

Mientras dirigentes comunitarios permanecen vigilantes en sus comunidades inundadas, con hongos, con diarreas, con hipotermia, con los pies enllagados, con riesgo de otras enfermedades desconocidas para ellos, ladrones cercanos y lejanos aprovechan para meterse en comunidades y saquear tiendas y viviendas. Hoy ha sido en Ciudad Romero, ayer, hace trece años, durante el huracán Mitch, en la comunidad La Canoa.


Volver al especial sobre las inundaciones