divendres, 28 d’octubre de 2011

Sentimientos y documentos se fueron juntos (Angel Arnaiz)

Una, otra, otra más… fotografía tras fotografía aparecen desvaídas, con los colores extendidos, entremezclados, y con esfuerzo se llegan a distinguir algunas de las figuras iniciales… ¡ah! Esta fue cuando estaba dando clases de 6º grado en Nueva Esperanza al poco de llegar… y esta aquel viaje que hicimos cuando llegaron Concha y los amigos de Madrid… ¿y esa? Creo que la hizo Lothar… y este álbum no se ve nada, está todo perdido.

Así, una tras otra, mirando a ver qué se puede salvar de tanta destrucción. El agua lodosa, durante tres, cuatro días seguidos, penetró todos los rincones de la casa, dejó paredes enmohecidas, ropas insalvables, artefactos inservibles, sillas descompuestas, muebles dilatados, cumbos y otros artículos de plástico a buena distancia de la casa, entre los cercos y las ramas caídas. Alimentos, sacos de maíz, de abono para el cultivo, chanchitos y gallinas… todo se fue con la corriente poderosa de las aguas del río Lempa y de los otros dos riítos que corren cerca de nuestra comunidad Nueva Esperanza, El Espino y el Borgollón, con los drenos asolvados que les unen.


Volver al especial sobre las inundaciones